Vitros portátiles

Placa vitrocerámica Portátil ENERGY - Lacor

133,25 € 106,60 € -20%

  • Placa vitrocerámica rápida, eficaz, segura, fiable y de gran capacidad de calentamiento.
  • Su diseño portátil y compacto resulta ideal para su uso en cualquier lugar.
  • Área de cocción de 10 cm / 20 cm de diámetro.
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.

Placa de inducción Portátil SLIM - Lacor

190,00 € 152,00 € -20%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa Inducción Portátil DUAL HORIZONTAL - Lacor

320,00 € 240,00 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa de Inducción Portátil EXPERT - Lacor

330,00 € 247,50 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa de Inducción Portátil PRO - Lacor

396,00 € 297,00 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Regulable en potencia
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa Inducción Portátil Profesional ROCA - Lacor

432,50 € 324,38 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa Inducción Portátil Profesional EASY - Lacor

438,50 € 328,88 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Máxima seguridad gracias al Sistema IPX3: Protección contra pulverización de agua.
  • Superficie de cristal esmaltada de máxima resistencia y protección contra sobre calentamiento.

Placa Inducción Portátil Profesional CHEF - Lacor

510,00 € 382,50 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa Inducción Portátil Wok Profesional- Lacor

530,00 € 397,50 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.

Placa Inducción Portátil DUAL VERTICAL - Lacor

540,00 € 405,00 € -25%

  • Sus diseños portátiles y compactos resultan ideales para su uso en cualquier lugar .
  • Botones táctiles, intuitivos y fáciles de utilizar con un toque suave.
  • Dispone de función de bloqueo de seguridad para niños.
  • 40% ahorro de tiempo y energía respecto a otras placas convencionales.
Atención personalizada

Consúltanos cualquier duda por nuestras vías de Chat, Teléfono, WhatsApp o email.

Pago Seguro

Transacciones 100% seguras en nuestros métodos de pago.

Envío rápido

Eficaz, veloz y seguro. En algunos productos puede variar el plazo de entrega debido a su disponibilidad.

Más de 30 años de experiencia

Llevamos un largo tiempo siendo referentes en el mundo de la hostelería y maquinaria.

Servicio técnico

Taller y técnicos propios, así como garantía exclusiva de las propias marcas.

Placas de inducción, todo lo que debes saber

Si te estás planteando cambiar la cocina de tu hogar y te estás planteando como opción la instalación de una placa de inducción, en este artículo vamos a tratar de ofrecer información útil para que tu decisión se apoye en datos y comparaciones con sus competidoras, sobre todo la vitrocerámica. Expondremos sus ventajas, desventajas, características y problemas.

Funcionamiento placa de inducción

Las placas de inducción realizan su funcionamiento de una manera distinta al resto de cocinas ya sean de gas o de vitrocerámicas, estas últimas, las más comunes, lo que hacen es mediante corriente eléctrica calentar unas resistencias que calientan la superficie que estará en contacto con nuestras ollas y sartenes.

Sin embargo, las placas de inducción funcionan de manera distinta, resumidamente esta detecta que has colocado una sartén o cacerola en su superficie, posteriormente genera un campo electromagnético que agita las moléculas del recipiente calentándolo, la temperatura es simplemente el nivel de agitación una sustancia o materia, para que esto se produzca es necesario que el recipiente sea metálico ferromagnético, por lo que como veremos en el resto del artículo, no es válido cualquier menaje para esta tecnología.

Placa de inducción VS Vitrocerámica

En la mayoría de casos, las dos opciones que nos planteamos a la hora de elegir nuestra cocina son las placas de inducción y la vitrocerámica clásica, por lo que en este punto las compararemos y así puedas sacar tus propias conclusiones. Diferencias placa de inducción y vitrocerámica:

Ahorro energético

      Como explicamos en el funcionamiento, la superficie de la placa de inducción no se calienta tanto y además no mantiene el calor una vez apagada, de la misma manera no desperdicia energía por los lados de los recipientes, por lo que como resumen, es más eficiente que sus competidoras al realizar la misma manera mejor y con menos recursos.

Seguridad

La superficie de una placa de inducción una vez apagada no se mantiene con temperatura, al contrario que la vitrocerámica, que mantiene el calor por un tiempo, de esta manera la placa de inducción nos ahorra numerosos accidentes.

Velocidad

Unido a la eficiencia energética, las placas de inducción calientan en menos tiempo los recipientes, al afectar directamente sobre ellos al contrario de la vitrocerámica, que afecta a su propia superficie, lo que nos permitirá ahorras con las primeras tiempo y energía.

Mantenimiento y limpieza

Con un cuidado adecuado, las placas de inducción pueden ser más duraderas, en aspectos de limpieza, las dos al ser superficies planas nos reportan gran comodidad, la diferencia está en el calor residual que la vitrocerámica trae consigo. Cabe decir también que uno de los problemas de las placas de inducción es que si se raya o mancha, se deteriora bastante, por lo que necesita un cuidado delicado.

Adaptabilidad

No todas las ollas, cacerolas y sartenes valen para la inducción, los materiales como el aluminio por ejemplo no servirían, es necesario para que se produzca el campo electromagnético que los recipientes sean metálicos ferromagnéticos. Este aspecto es favorable a las vitrocerámicas, ya que cuentan con mayor versatilidad y funcionan sea cual sea el material de nuestros utensilios de cocina.

Precio

Es otra de las desventajas de las placas de inducción, normalmente son más caras que las placas vitrocerámicas y las cocinas de gas, las placas de inducción rondarían su precio entre 300 y 400 euros.

Placa de inducción VS Vitrocerámica

En la mayoría de casos, las dos opciones que nos planteamos a la hora de elegir nuestra cocina son las placas de inducción y la vitrocerámica clásica, por lo que en este punto las compararemos y así puedas sacar tus propias conclusiones. Diferencias placa de inducción y vitrocerámica:

Como explicamos en el funcionamiento, la superficie de la placa de inducción no se calienta tanto y además no mantiene el calor una vez apagada, de la misma manera no desperdicia energía por los lados de los recipientes, por lo que como resumen, es más eficiente que sus competidoras al realizar la misma manera mejor y con menos recursos.

La superficie de una placa de inducción una vez apagada no se mantiene con temperatura, al contrario que la vitrocerámica, que mantiene el calor por un tiempo, de esta manera la placa de inducción nos ahorra numerosos accidentes.

Unido a la eficiencia energética, las placas de inducción calientan en menos tiempo los recipientes, al afectar directamente sobre ellos al contrario de la vitrocerámica, que afecta a su propia superficie, lo que nos permitirá ahorras con las primeras tiempo y energía.

Con un cuidado adecuado, las placas de inducción pueden ser más duraderas, en aspectos de limpieza, las dos al ser superficies planas nos reportan gran comodidad, la diferencia está en el calor residual que la vitrocerámica trae consigo. Cabe decir también que, uno de los problemas de las placas de inducción es que si se raya o mancha, se deteriora bastante, por lo que necesita un cuidado delicado.

Las placas de inducción tienen también problemas, y este es uno de ellos, no todas las ollas, cacerolas y sartenes valen, los materiales como el aluminio por ejemplo no servirían, es necesario para que se produzca el campo electromagnético que los recipientes sean metálicos ferromagnéticos. Este aspecto es favorable a las vitrocerámicas, ya que cuentan con mayor versatilidad y funcionan sea cual sea el material de nuestros utensilios de cocina.

Es otra de las desventajas de las placas de inducción, normalmente son más caras que las placas vitrocerámicas y las cocinas de gas, las placas de inducción rondarían su precio entre 300 y 400 euros.

Tipos de placa de inducción

Existen diferentes tipos de placas de inducción entorno a variables como el tamaño, número de zonas de cocción, precios, color o potencia, en este punto expondremos los valores más comunes de estas variables:

  • Potencia: Todo depende de nuestras intenciones de uso, si pretendemos mantener dos o tres zonas al mismo tiempo funcionando es recomendable comprar una de 6000W, también nos debemos fijar en cuanta potencia tenemos contratada en nuestro hogar, y si esta puede soportar una placa de inducción.

  • Tamaño: Existen desde placas de inducción de 60 cm (las más comunes) con tres zonas de cocción, hasta placas de inducción de 90 cm con más zonas de cocción pasando por las placas de inducción de 70 cm.

  • Color:  La mayoría vienen en colores oscuros, normalmente negro, pero si no quieres que los fallos se noten tanto o no te encaja con el resto de la cocina, es recomendable el gris.

  • Precio: Estas son más caras que la vitrocerámica o las cocinas de gas, sin embargo, hay un gran abanico de precios disponibles, desde 200 euros hasta más de 500, lo normal es que podamos encontrar una de buena calidad por unos 300-400 euros.

Consejos y recomendaciones para la compra

Después de ver las diferencias con sus competidoras directas, sus características y sus ventajas y desventajas, llega la hora de exponer los puntos clave en los que debemos fijarnos para la compra de nuestra placa de inducción.

  • Consultar la potencia eléctrica contratada en nuestro hogar y la de la placa de inducción, ver si es suficiente y aguantará.
  • Buscar placas de inducción problemas y opiniones acerca de modelos concretos en los que estamos interesados.
  • Comparar precio entre los intermediarios, también de las distintas placas de inducción ya que el precio de estas oscila bastante, es necesario que hagamos una compra eficiente respecto al uso que la vayamos a dar.
  • En cuanto a las conexiones eléctricas, sería recomendable contar con cables de sección de 6mm y en torno a 25 amperios.
  • Para su instalación es necesario contar con un espacio sobrante de 5 o 6 cm en la parte inferior para que se airee y ventilen los componentes.
  • Adecuar el color a nuestro gusto.

Placas de inducción problemas comunes y sus soluciones

Antes de nada cabe destacar, que aunque normalmente las placas de inducción sean más eficientes que las vitrocerámicas o cocinas de gas, no están libres de problemas, estos últimos se pueden mitigar mediante la calidad de la placa de inducción o mediante su cuidado y mantenimiento. Los problemas más comunes con los que nos podemos encontrar son los siguientes:

  • Ralladuras, deterioro y manchas: Estas suelen aparecer con el tiempo si no se mantiene una adecuada limpieza o si tras una tardía limpieza, optamos equívocamente por utilizar un rascador de manera agresiva, para evitar este problema simplemente debemos ser constantes y realizar el mantenimiento suavemente con una bayeta húmeda después de cada uso o cada pocos usos, y siempre esperando a que esté totalmente fría.
  • No me enciende la placa de inducción: Este problema es más común de lo que pensamos, tiene dos motivos por los que puede pasar, las placas de inducción deben detectar el utensilio ya sea una sartén u olla, si no las detecta, no se encenderá, puede ser simplemente que nuestro menaje no sea apto para cocinas de inducción (no son metálicos ferromagnético). La otra opción es que alguno de los sensores este estropeado, en este último caso el problema sí que sería de la placa y sería conveniente llamar a un técnico o al fabricante.

  • El calor de la placa va disminuyendo: En la mayoría de casos este problema en las placas de inducción se debe a que la mayoría de ellas tienen como medida de seguridad disminuir la potencia del calor cuando se cocina a altas temperaturas durante tiempos prolongados. También se achacar a que exista algún problema en la ventilación.

  • Rotura parcial o total del cristal superficial de la placa de inducción: Cuando ocurre esto, ya sea por un golpe con un utensilio metálico o un mal uso, debemos actuar siempre dejando de cocinar de inmediato, ya que, si los mecanismos protegidos por este cristal dañado son afectados, agrandaremos mucho más el problema. Simplemente debemos acudir a un técnico para cambiar el cristal